Jellyfish empezó en el 2004 en Playa del Carmen, cuando una joven pareja llamados Daniel Rodall y Fernanda Aguilera, después de viajar el mundo decidieron abrir una tienda de trajes de baño en la 5ta Avenida de Playa del Carmen. Para llamar la atencion hacia la tienda, empezaron a hacer lamparas de guajes con incrustaciones de vidrio. Ella atendía la tienda de trajes de baño en la mañana y en la noche usaba sus dotes artísticos para dibujar en los guajes como ella quería que se vieran, y el taladraba los diseños y incrustaciones de vidrio en la mañana y atendía la tienda en las tardes. Las lamparas fueron un éxito tan grande que decidieron dejar los trajes de baño y concentrarse solo en las lamparas.

Los diseños de las lamparas son inspirados por la naturaleza y cultura local, y los significados de los diseños estudiados de la cultura Maya. Cada lampara es única, hecha a mano con incrustaciones de vidrio de vitral, soplado y canicas y los colguijos están hechos con materiales naturales de la región como semillas y conchas. Los diseños de las lamparas reflejan en las paredes y sus alrededores, haciendo de ellas un obra de arte único.

Hoy en día el taller de Jellyfish se encuentra en Cancún y sus diseños ya han sido exportados a todo el mundo, y puedes encontrar nuestras lamparas en lugares como el restaurant Africano Sanaa en el hotel Animal Kingdom Lodge de Disney, Florida, el restaurant Tacology en la Brickell en Miami, Fl, Calaveras en Jupiter, Fl, y muchos otros!

Nos encanta trabajar con nuestros clientes en desarrollar diseños especiales para sus necesidades. Si tienes alguna idea de algo diferente a nuestros diseños estamos abiertos a desarrollar algo especial para ustedes.

Jelly Fish